CORDERO GUISADO CON TOMATE Y NUECES

 

Esta receta es de las que pone El Comidista en el diario El País. Es una receta griega y se acompaña con “bulgur”, pero como no lo encontré (bueno, tampoco míré mucho), pasé de él. La he hecho con algunas variaciones, pero la fuente la tenéis al final del texto.

Necesitamos para 4 personas:

1 1/2  kg aprox. de carne de cordero troceada para guisar

100 g de nueces picadas en grueso

1 cebolla

300 g de tomate triturado

150 ml de vino tinto

250 ml de vinagre rojo

1/2 cucharadita de canela

2 clavos

3 hojas de laurel

1/4 cucharadita de nuez moscada rallada

Aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta negra

Perejil o cilantro para adornar

Bulgur y ciruelas negras para acompañar (opcional)

 

 El cordero marinado listo para ir al frigo. Puse chuletitas porque no tenía otra cosa, la próxima vez lo haré con pierna troceada, que tiene menos hueso.

Preparación:

Poner la carne en una fuente y añadir el vinagre y 200 ml de agua. Tapar y marinar en la nevera de un día para otro.

Picar fina la cebolla.

Escurrir La carne marinada y reservar.

Pochar la cebolla bien cortadita a fuego suave unos 10 minutos.

Añadir la carne, el vino y dejar que evapore el alcohol un par de minutos. Añadir el tomate con 250 ml de agua caliente, la canela, el clavo, la nuez moscada y el laurel. Salpimentar y cocer a fuego muy lento durante 1 hora, o hasta que el cordero esté tierno.

Incorporar las nueces y guisar muy suave unos 15 minutos, moviendo la cazuela de vez en cuando para que la salsa espese.

Servir bien caliente y acompañar con puré de patatas.

 

 

Está tan bueno que las mellizas (2 años) aparte de comerse toda la carne troceadita se tomaron dos platillos de la salsa haciendo barquitos con pan.

Si preferís utilizar bulgur, como acompañamiento en vez del puré de patatas, se prepara este  según las instrucciones del paquete, mezclándolo con las ciruelas al principio y poniendo un poco más de agua caliente de la que se indique para que estas también se ablanden.

NB: si tenéis niños en casa no os preocupéis cuando hay que usar vino o licores en recetas que lo llevan : el alcohol se evapora con la cocción y sólo queda el aroma y el sabor, así que no hay ningún problema.

Fuente:

http://blogs.elpais.com/el-comidista/2012/01/receta-cordero-con-tomate-nueces.html