Facilidad de pollo, oiga

 

Hay días que es mejor no levantarse, es que una no tiene ganas de na. Y encima si  una es de buen conformar en lo de comer, es decir, que hay unas bolsas monísimas de lechugas variadas que sólo hay que poner en un recipiente y aliñar…. lo de hacer un plato se vuelve un mundo.

 

 

Pero, nobleza obliga y tampoco hay que complicarse mucho. Como tantas otros días (últimamente estoy un poco perra), abro el frigo, veo lo que hay y me pongo el delantal.

 

 

En la receta que nos ocupa necesitamos (para dos personas):

2 cuartos de pollo
1 cabeza de ajo
2 cebollas dulces
1 paquetito de jamón de York en cuadraditos (150 grs.)
Salsa de Yogur (de las que vienen ya preparadas)
1 vaso de vino blanco
1/2 vaso de agua
Pimienta, sal, aceite, perejil

 
Picar bien las cebollas, colocar encima el pollo, añadir la cabeza de ajos entera y sin pelar, el jamón de York, salpimentar, la salsa de yogur generosamente y regar con el vino blanco y el agua.
Hornear a 180º hasta que la carne está tierna. Si vemos que el líquido se consume mucho, añadir más vino o agua.
 

 
 
Y ya está ¡¡. Más fácil y limpio, imposible. Acompañar de ensalada, arroz blanco, patatas fritas… y tenemos un sanísimo plato único. Admite congelación.