JAMONCITOS DE POLLO CON PUERROS Y CON ACEITUNAS NEGRAS

Siguenos en redes sociales:

  

Cuando tenemos gente a comer en casa me gustan las recetas que pueden hacerse el día anterior o bien que se hagan al horno. Esto es porque a mi no me gusta tener pringá la cocina cuando viene gente y lo que quiero es charlar y estar con ellos, así que procuro que el menú no sea de última hora, salvo los aperitivos que de ellos se encargan los propios invitados rebuscando en la despensa. Incluso la mesa la dejo puesta el día anterior, así puedo tener una mañana relajada y cuando llega la gente, ea, a la cervecita y el aperitivo antes de comer.

Cuidadito con la salsa: está tan buena que casi es inevitable hacer barquitos.

 

A mi no me gusta mucho la carne, pero en la de pollo o cordero, por sus múltiples aplicaciones, siempre encuentro algo original para hacer. El pescado, en casa, ni olerlo. S. tiene anisakis y no se puede poner. Lástima porque yo lo prefiero a la carne.

Aparte de esto, en tiempos de crisis hay que acudir a carnes como pollo o pavo que cunden, son baratas y no engordan gracias a mi “método” de desengrase. Las aceitunas, mejor con hueso, pero avisar antes a los conmensales para evitar un accidente dental ¡¡¡

 

Ingredientes para 6 personas

2 bandejas de jamoncitos de pollo

200 gr de aceitunas negras

3 tomates enteros de bote

3 puerros grandes

2 cucharadas de vinagre de Jerez

2 cucharadas de miel

2 cucharaditas de tomillo seco

2 cucharaditas de pimentón dulce o picante

Aceite de oliva

Sal y pimienta negra

Cebollino

 

Preparación

Cortar los puerros en rodajas finas. Picar los tomates.

Salpimentar el pollo y dorarlo con un chorro de aceite  y dejar que los trozos se doren bien por cada lado. Una vez bien doraditos se ponen en un escurridor para que suelten todo el aceite. Y luego se van poniendo en una cazuela. Reservar.

Se pochan los puerros, removiendo para que no se quemen. Incorporar el tomate, el vinagre, la miel, y el tomillo. Remover y añadir el pollo. Añadir un vaso de agua grande, tapar y dejar que se haga a fuego muy suave entre 45 minutos y una hora, hasta que la carne esté bien hecha y se separe de los huesos.

Escaldar las aceitunas un minuto en agua hirviendo para que pierdan un poco de sal. Incorporarlas al guiso y cocer entre 5 y 10 minutos más destapado. Corregir de sal.

Si se deja reposar unas horas, pero de un día para otro estará más sabroso.

Servir caliente con unas ramitas de cebollino que, aparte de dar color al plato, combina muy bien.

 

NB:

De estos platos suelo hacer más cantidad de la necesaria y lo que sobra se congela, así vas teniendo un “fondo” de comida cocinada para casos de apuro.

La receta está basada en http://blogs.elpais.com/el-comidista/2011/12/receta-pollo-encebollado-con-aceitunas.html, pero con algunas modificaciones. El puerro, en este caso, he considerado que le daba mejor sabor que la cebolla. 

Siguenos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta mi blog? Compártelo por la red ;)