MUSLITOS DE POLLO DE CORRAL MARINADOS

Qué sería de mi sin el pollo. No me gusta mucho la carne y en el pollo o pavo veo una forma de procurarme proteínas animales de vez en cuando, o sea, una vez a la semana si como acompañada o ninguna si estoy sola.


alt


Esta receta tiene la cualidad de estar buenísima. Además el resultado queda muy vistoso. El marinado se hace el día anterior, así que el día de la comida sólo tenemos que poner el pollo en el horno y hervir la pasta. No mancha la cocina apenas y puede constituir un buen plato único con una bolsa de ensalada verde variada.

 

alt

 

Ingredientes:

12 muslitos de pollo de corral

100 g de almendras crudas

50 g de azúcar moreno

3 cucharadas de vinagre de balsámico

1 vaso de vino blanco

1 cucharadita de pimentón dulce

1 cucharadita de ajo bien picado

1 cucharada de tomillo

1 cucharada de perejil picado

1 dl de aceite, sal y pimienta

250 g de pasta


alt


Preparación:

Limpiar los muslitos de pollo y ponerlos en un recipiente de cristal o en una fuente que pueda ir al horno directamente.

Trocear las almendras y ponerlas en un bol con el azúcar, el vinagre, el aceite, el vino blanco,  el pimentón y lel ajo picado. Mezclar muy bien y cubrir el pollo con esta preparación. Tapar con papel film y dejar reposar en la nevera 24 horas, dándole la vuelta varias veces.

Al día siguiente: poner los muslitos en una fuente y asar durante 15-20 min a 180º.

Si es necesario, durante el horneado añadimos un poco de agua si vemos que la salsa se reduce demasiado.


alt


Cocer la pasta en abundante agua con sal. Escurrirla muy bien y reservar.

Espolvorear el pollo con tomillo.

Servir bien caliente acompañado de la pasta.

En vez de pasta también podemos acompañar con arroz blanco o puré de patatas.

Admite congelación