MUSLITOS DE POLLOS CON ALMENDRAS

Receta fácil y sabrosa que se puede hacer el día anterior y admite congelación. Los muslitos, así guisados, están muy buenos solos, acompañados de una ensalada variada verde. Para los que quieren algo más sofisticado, probad con la salsa que está deliciosa.

 

Para 4 personas: 

-12 muslos de pollo gorditos por persona

-4 dientes de ajo

-2 cucharadas de perejil picado fresco

-2 cucharadas de almendras crudas

-½ vasito de coñag

-½ vasito de aceite de oliva 


 

{mosimage}Para la salsa: (se hace unos minutos antes de servirla. También se puede hacer con antelación y conservar en el frigorífico) 

-4 cucharadas de mahonesa

-2 cucharadas de salsa de soja

-3 cucharadas de zumo de naranja

-4 cucharadas de yogur natural

-Sal y pimienta al gusto

 

 

 

 

 

Mezclar bien todos los ingredientes en un bol, probadla y salpimentar si lo consideráis necesario.

 

{mosimage}Machacar en un mortero las almendras, los ajos y el perejil. Añadir ½ vasito de aceite y el coñac. Poner en una fuente de horno los muslitos de pollo e embadurnar con esta crema. Cubrir con papel film. Reservar en la nevera una hora como mínimo o, mejor, dejar toda la noche. En este último caso NO SALAR. Poner la sal justo cuando va al horno. 

 

En el momento de asar: encender el horno a 200º, meter la bandeja con la carne y dejar dorar. Luego bajar la temperatura para que se vayan haciendo. No es más de ½ hora. Si veis que se seca mucho, añadir ½ vasito de agua. Servir caliente.