PECHUGA DE POLLO CON BERENJENAS

 
 {mosimage}
 
Ahora viene el tiempo de las berenjenas, ¡qué mejor que hacer un plato sencillo, rico y bajo en calorías como este!
 
 

Necesitamos para 4 personas

 

4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel

2 berenjenas grandes

1 diente de ajo

½ vaso de vinagre de vino

1 cucharadita de orégano seco

1 cucharadita de tomillo seco

1 hoja de laurel

Ramas de perejil para adornar

Aceite, sal y pimienta 

 

{mosimage} Lavar y cortar las berenjenas en rodajas finitas conservando la piel. Ponerlas en una Ruente de cristal, apta para microondas, alternándolas con el ajo picado, la sal, el orégano, el tomillo y el laurel. Verter el vinagre y cocer a máxima potencia durante 7 minutos. Apagar y dejar templar con la puerta cerrada.

 

En una parrilla, con poco aceite, asar las pechugas de pollo, salpimentar y colocar en una fuente de servir.

 

Acompañar con las berenjenas y adornar con ramitas de perejil. 

 

Sirve como plato único con arroz blanco, por ejemplo.

{mosimage}La primera documentación sobre la berenjena en lengua castellana se encuentra en el libro llamado Cancionero de Baena (siglo XV) donde cita sus usos y virtudes. Fue introducida en América por los españoles.

 

Allí donde se produce es muy consumida. Los mayores productores mundiales de berenjena son China e India. También se produce en Japón y en diversos países del Mediterráneo como España, Italia y Grecia.

 

{mosimage}Es una planta anual que da mucho fruto. Si tenéis espacio, en una maceta grande crecerá sin problemas, da una flor preciosa y el fruto tiene un precioso color. 


 

Debe tomarse siempre cocinada, nunca cruda. La berenjena es un producto culinario que tiene múltiples usos en la cocina. A mi me encanta, entre otros, la moussaka, plato típico griego.