POLLO AL ALBARIÑO

 

pollo al albariño

 

Esta es una receta recogida (con algunas modificaciones) de  “el comidista” , que a veces hasta resultan y todo.

He hecho aguna modificación como lo de la créme fraîche, que no me es fácil de encontrar, pero que la sustituyo por 150 grs. de nata y el zumo de un limón, todo bien mezclado.

La receta es exquisita. Puse casi dos kilos de muslitos de pollo, éramos 4 y quedó uno. Muy recomendable.

Además, hice todo el día anterior y a la hora de servir, calenté el pollo y le añadí la nata (a temperatura ambiente) con limón y la pimienta negra.

Necesitamos:

Para 4 personas

1,5 kg. de mulsos y contramuslos de pollo, a poder ser de corral

300 ml. de un vino albariño decente

2 puerros grandes

4 zanahorias medianas

1 cebolla pequeña (o media grande)

150 gr. de créme fraîche o nata con el zumo de un limón

20 gr. de  mantequilla

1 cucharada de perejil picado

1 limón

Aceite de oliva

Sal y pimienta negra

Preparación

Picar finamente la cebolla y el puerro. Pelar las zanahorias, cortarlas transversalmente en cuatro trozos, o en dos si son finas. Reservar.

Salar los trozos de pollo , dorarlos a fuego medio-fuerte con la mantequilla y un chorro de aceite. Si no caben bien, es mejor hacerlo en tandas, dejando que se doren bien unos 5 minutos por cada lado sin marearlos (tienen que tomar un color entre dorado y marrón). Sacarlos e ir cololándolos  en una fuente grande de horno

Precalentar el horno a 180 grados.

pollo al albariñoDesechar toda la grasa de la cazuela, añadir un poco de aceite y rehogar a fuego medio el puerro, la cebolla  y la zanahoria en rodajas con una pizca de sal unos 10-15 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se queme. Cuando empiece a coger color dorado, añadir al pollo, regar con  el vino. y meter al horno unos 30 minutos. El pollo estará hecho cuando la carne se separe con relativa facilidad del hueso. Si no, alargar unos minutos más el horneado.

Una vez se va a servir el pollo, añadir la crème fraîche,  la nata con limón,  el zumo de otro medio limón y espolvorear con el perejil y pimienta negra Se puede acompañar con arroz o con patatas hervidas y aliñadas con aceite de oliva y limón y constituye un excelente plato único.