POLLO AL LIMÓN CON MELOCOTONES

Tengo una imaginación (y una vaguería) que no se puede aguantar. Con tal de no cocinar, el horno se ha convertido en mi más amigo y me invento las recetas como el que no quiere la cosa.

El secreto de los asados, al menos para mí, es hacerlos a baja temperatura. Cuando venga la factura de la electricidad juraré en arameo. Mientras tanto, disfruto de este plato que está buenísimo.

Procurad no tener pan al alcance de la mano, que eso añade calorías.



 

Para 4 personas :

1 pollo de corral

1 limón

Hoja de laurel

1 pastilla de caldo

1 vaso de vino blanco

½ vaso de agua

2 melocotones

Encendemos el horno a 200º.

Ponemos el pollo limpio en una fuente de horno, cortamos el limón en cuartos y lo introducimos en el pollo junto con el laurel y la pastilla de caldo. Atamos las patas y las alas con hilo de cocina.

 


Vertemos el vino blanco y el agua.

Metemos al horno, lo dejamos 5 minutos y bajamos la temperatura a 150º.

Cubrimos el pollo con un trozo de papel albal para que no se dore en exceso y horneamos hasta que esté tierno.

Si vemos que el caldo se consume demasiado añadimos un poco más de agua.

Lavamos y cortamos (sin pelar) los melocotones y añadimos a la fuente. Lo dejamos durante unos 5 minutos.

Se sirve troceado y se puede acompañar de un vaso de gazpacho y una ensalada verde.

 

 


 

Apto para la operación bikini, como veis no lleva ni una pizca de aceite