Pollo copiao (a medias) en honor de Maria y Araceli

Original el título ¿verdad? y es una idem como una casa. Es una receta del Pepiño pero con conejo, que a mi no me gusta,pero la copié para hacerla con pollo que después de todo es lo mismo ¿no?: cuatro patas tienen ambos.

Pero…. siempre hay un pero, cuando me dispuse a cocinar vi que no tenía la mitad de los ingredientes, así que la hice a mi manera, con lo que tenía disponible. Pero conste que no soy la madre de la criatura, a Dios lo que es de Dios.

Y va dedicada a dos amigas que comieron en casa y nada, que nos sentamos a la mesa a las 14.00h. y nos levantamos DIEZ (10) HORAS después, uséase, a las 24.00h. Sin comentarios, pero yo le echo la culpa al pollo de Pepiño.

 

INGREDIENTES (para 4 personas)
– 1 pollo de corral en trozos no muy pequeños
– 1 cabeza de ajos
– 1 cebolla grandecita
– 10/12 granos de pimienta negra
– 1 hoja de laurel
– 1 botellín de cava
– 1 vaso colmado (de los de vino) de vinagre de Módena
– 2 vasos colmado (de los de vino) de aceite contando con el de la fritura
– Aceite de oliva
– hebras de azafrán
– sal, harina
– Patatas pequeñas de las de guarnición
Se doran los trozos de pollo enharinados hasta que tengan un bonito color (foto 1)
Mientras tanto, en una ensaladera o similar (foto 2) se pone la cabeza de ajos entera, el azafrán, la cebolla en cuartos, la pimienta y el laurel.
Una vez el pollo esté bien dorado se pone en la ensaladera. Se cuela el aceite de freirlo y se miden dos vasos de aceite y se añade a la misma. Así como el vinagre de Módena y el botellín de cava.
Se cubre con papel film hasta el día siguiente.
Ha llegado el día siguiente: se pone todo en una cazuela, se le añade sal y se deja cocer a fuego lento hasta que el pollo esté bien blandito.
Aparte, yo he cocido las patatas enteras y con su piel y una vez hechas las incorporé al guiso.
Para servir: poner en una fuente los trozos de pollo y las patatas de forma artística (jejeje) , salsa por encima y el resto en una salsera.
Bueníiiiiiisimo (gracias Pepiño).