ALBÓNDIGAS TURCAS CON SALSA DE YOGURT

Las abóndigas son uno de mis platos favoritos. No por el plato en sí, si no porque es un plato muy agradecido, les gusta a todo el mundo, puede constituir un excelente plato único (acompañado de ensalada, patatas cocidas o fritas, arroz blanco..) se puede hacer el día anterior, no es caro, cunde mucho y admite congelación ¿alguién da más?.


alt


Casi siempre hago una receta que me inventé un día y que llamé “albóndigas isabelinas” (ay Dios, ese ego…), pero esta vez quería hacer algo distinto y buscando, buscando por internet, encontré lo de “turcas”, que me puso un tanto, y esa receta es la que he hecho.

(Una salvedad: como las hice el día anterior, no le eché los yogures. Al día siguiente, las calenté muy despacio y se los añadí, moviendo la cazuela bien para que se integraran en la salsa).


Necesitamos:

600 gr. de carne picada de ternera

2 huevos

miga de pan mojada en leche y escurrida

1 cucharada de tomate concentrado

1 cucharadita de paprika (no la encontré y utilicé pimentón picante)

1/2 cebolla

1 diente de ajo

2 yogures

1 dl. de vino blanco

1 dl. de caldo de carne

30 gr. de uvas pasas remojadas y algunas, sin remojar, para adornar

50 gr. de harina

50 gr. de mantequilla

sal

pimienta

perejil


alt

Preparación:


Mezclar la carne con los huevos, la miga de pan, el pimentón picante, la cebolla triturada, el tomate, el ajo picado, las pasas escurridas, la sal y la pimienta.

Cuando se haya conseguido una masa homogénea, formar unas albóndigas redondas y un poco grandes y pasar por harina.

Derretir la mantequilla en un cazo y cuando esté caliente freír ligeramente las albóndigas a fuego moderado.

(Cómo veréis en una de las fotos y lo hago siempre con los fritos, los voy poniendo en un escurridor para que suelten todo el aceite y luego los voy poniendo en la olla o cazuela. Así el plato es menos calórico).


alt


Echar el vino y el caldo, bajar un poco más el fuego y dejar que sigan cociendo las albóndigas durante unos minutos más hasta que la salsa espese.

Añadir los yogures, dejar que se caliente todo el conjunto unos minutos pero sin que llegue a hervir.

Colocar las albóndigas en una fuente, espolvorear con perejil  y algunas pasas y servir calientes.