COSTILLAS DE TERNERA GUISADA, CON SETAS

Chuletas de ternara al horno

Parece un plato un poco complicado, pero no lo es, además contamos con la ayuda, inestimable, del horno, y no ensuciar demasido.

Recomiendo esta receta porque además de barata, puede dconstituir un plato único si la acompañamos de arroz blanco, puré de patatas o una ensalada verde. La cogí hace tiempo de internet pero no puedo poner la fuente porque no la recuerdo.

Ingredientes:

  • 1,5 kg. de costilla de ternera
  • 300 gr. de rebozuelos (u otra seta que te guste)
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml. de vino tinto
  • 1 litro de caldo de carne
  • 1/2 litro de caldo de verduras
  • 2 ramas de perejil
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 10 gramos de chocolate negro (70% cacao mínimo)
  • Aceitede oliva
  • Sal y pimienta negra
  • 1 cucharadita de maicena

Pelar y picar todas las verduras en grueso. Salpimentar ligeramente las costillas.

Precalentar el horno a 130 grados.

Dorar las costillas a fuego vivo con un poco de aceite. Sacarlas , ponerlas en una fuente de horno y añadir al aceite las verduras y el perejil. Dorarlos a fuego medio unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando.

Añadir el vino y dejar que reduzca casi del todo. Poner las verduras en la fuente junto con las costillas y echar un poco de caldo. Cubrir con papel albal y meter en el horno hasta que la carne esté hecha (unas dos horas porque hay que hacerlo lentamente).

Una vez hecha las costillas, sacarlas, colar el caldo y desechar las verduras. Poner la carne en una fuente y añadir un poco de caldo para que no se resequen.

Poner el caldo al fuego con la maicena, mezclar bien y cocer hasta que  reduzca, hasta que y tenga consistencia de salsa.

Saltear las setas en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando estén tiernas, salarlas y añadirles el perejil.

Ligar el resto de la salsa bien caliente fuera del fuego con el chocolate, removiendo hasta que se disuelva del todo.