CREMA FRIA DE CALABACIN

El calabacín pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, ( como  el melón y la sandía). Es una hortaliza de verano aunque se puede adquirir durante todo el año. Sin embargo, los ejemplares más sabrosos son los que se recogen entre los meses de julio y septiembre. Se recolecta tierna, sin haber alcanzado su tamaño definitivo. Cuando se compran calabacines se elegirán aquellos ejemplares que sean firmes al tacto, compactos, pequeños o medianos, sin manchas en la piel y pesados en relación con su tamaño.


Hay que rechazar calabacines grandes porque suelen tener demasiadas pepitas y una carne menos tierna. También se pueden conservar los calabacines congelados, siempre que con anterioridad se escalden en agua hirviendo durante unos tres o cinco minutos.

Las flores de calabacín son muy apreciadas en la cocina italiana. Su vida es muy efímera, así que si las compráis hay que utilizarlas el  mismo día.

 

alt

 

Aunque pongo “crema fría”, porque es perfecta para los meses de calor, también se puede tomar en caliente.

 

Ingredientes:


-600 grs. de calabacines (aprox.)

-4 quesitos

-1 brick de caldo de ave de 1 litro 

-1 cebolleta o una cebolla grande 

-1 diente de ajo  

-aceite, 

-sal y pimienta

En una cazuela calentar un poco de aceite y sofreír la cebolla y el ajo troceados, sin dejar que tomen color.

 

Limpiar bien los calabacines, despuntarlos y trocearlos (NO quitar la piel), añadirlos al sofrito y dejarlos a fuego lento unos 10 minutos, revolviendo con frecuencia para que no se peguen.


Añadir el brick de caldo de ave y dejar cocer hasta que los calabacines estén hechos. Entonces añadir los quesitos, mezclar bien hasta que se deshagan y retirar del fuego.


Salpimentar al gusto.


Pasar por la batidora y después, si es necesario por el chino, poner en bol o sopera y dejarlo enfriar.

En la nevera, en recipiente bien cerrado, se conserva bien varios días. 

Se puede adornar con costrones de pan frito y algo de tomate crudo en trocitos.


También (para las que no estén a régimen) se puede poner, a la hora de servir, un chorrito de nata, que queda mu mono .