Ensalada de judías verdes y pechuga de pollo

 

Otro plato único para el verano, que con el calor no apetece comer mucho o muy elaborado.También es una receta anticrisis y/o de “fondo” de despensa:  los ingredientes principales son habituales en un congelador

Se puede hacer con anterioridad y en el último momento preparar la vinagreta. A pesar de no llevar mucha salsa, está muy sabroso. Acompañar de un buen vaso de gazpacho y ¡listo!

 

 

Para 4 personas:

Ingredientes:

400 grams. de judías verdes congeladas

½ litro de caldo de pollo

3 pechugas de pollo o de pavo

Una bandeja de setas de cardo 

Aceite de oliva, sal, pimienta

Para la vinagreta:

Aceite de oliva

3 cucharadas de vinagre de sidra

2 cucharaditas de mostaza tipo Dijon

Perejil picado, sal, pimienta

 

 

Modo de hacer:

Cocer las judías, limpias y troceadas, en el caldo de pollo. Dejar al dente y escurrir bien y poner en una fuente

Cortar las pechugas en tiras o en dados. Saltear en una sartén con poco aceite hasta que estén hechas y doraditas. Salpimentar. Añadirlas a las judías.

Saltear las setas cortadas a la mitad (más o menos), salpimentar y añadirlas a la fuente junto con las judías y las pechugas

Vinagreta:

En un cuenco poner el vinagre, la sal y la pimienta, mezclar bien y añadir el aceite poco a poco (unas 3 ó 4 cucharadas). Integrar todo muy bien y añadir el perejil. Comprobar que esté a nuestro gusto y añadir a la fuente.

Se puede tomar templada o a temperatura ambiente.

Con un vaso de gazpacho constituye un plato único.

Admite congelación.