Garbanzos con calabacín

 Garbanzos con calabacín

 

Los humildes garbanzos dan para muchas recetas a cual más ricas y sabrosas. Y no engordan salvo que les añadas chorizos, morcillas, tocinos y demás componentes de la pringá+pan.

Incluso el cocidito madrileño si se hace bien y se desgrasa convenientemente, no tiene tantas calorías como parece. Es una legumbre que admite múltiples ingredientes: bacalao, marisco, carnes, verduras… con lo que nunca cansan (al menos a mí) y además podemos encontrarlos ya cocidos y envasados con un nivel alto de calidad.

 


Esta receta que sigue es un sabroso plato a la par que sencillo. Probadlo y me decís. Como siempre, se puede hacer de un día para otro, admite congelación, puede servir de plato único y es sano porque prácticamente no lleva grasas.

 

Para 4 personas necesitamos:

2 botes de garbanzos cocidos al natural

3 calabacines medianos

1 lata de pimientos piquillo

1 cucharadita de pimentón dulce

Aceite, sal, pimienta, perejil,

½ cucharadita de cominos

1 huevo duro por persona

 

Modo de hacer:

Escurrir los garbanzos, pasarlos por agua y cocer unos 15 minutos en agua caliente (suelen estar un poco “enteros”). Cuando estén a nuestro gusto los escurrimos bien y ponemos en una fuente.

Lavar los calabacines, despuntarlos y cortar en dados no muy grandes.

Picar bien la cebolla y pocharla sin que tome mucho color. Cuando esté hecha, añadir los dados de calabacín y los pimientos escurridos y cortados en tiras y los cominos. Salpimentar

Cuando el calabacín esté hecho, poner todo en un colador para que escurra todo el aceite posible. Luego, añadirlo a la fuente con los garbanzos.

En poquito aceite freir los ajos laminados, antes de que cojan color retirar la sartén del fuego, añadir el pimentón, mezclar bien y rápidamente (para que el pimentón no se queme) y añadir a la fuente de los garbanzos y calabacines. Mezclar bien y ¡ya está!.

Servir templado con unas ramitas de perejil.

 

Como plato único se puede servir con huevo duro, unas pechugas de pollo a la plancha en tiras o lo que vuestra imaginación os sugiera.

 

(Receta de la revista Semana de no sé qué año y variada en algo por servidora)