PECHUGAS DE POLLO CON GARBANZOS

 

Esta receta ha sido todo un descubrimiento. Se puede tomar caliente, templada, fría (pero no demasiado), así que sirve para todas las épocas del año. La tenía copiada hace tiempo y no se quién es el autor/a, a quien se la agradezco, aunque la he “tuneado” un poco, que esto me gusta mucho.

También sirve para una urgencia si tenéis un “fondo” de despensa: garbanzos ya cocidos, pollo congelado, etc.

Las cantidades son para 4 personas. Si sois más, aumentáis las cantidades y no problem, además como admite congelación, lo que sobra puede guardarse para otra ocasión.

Se puede utilizar cualquier parte del pollo. Yo he preferido las pechugas (enteras, no fileteadas) porque así me evito quitar pieles, huesecitos, grasa y demás.

También se puede dejar hecha el día anterior y a la hora de servir, preparar la especie de vinagreta que lleva.

 

Necesitamos para 4 personas

250 grs. de garbanzos cocidos

200 grs. de pechuga de pollo cocida

2 tomates grande y maduros

1 vaso de vino blanco

2 ó 3 hojas de laurel

2 cebolleta

1 diente de ajo

1 cucharadita de comino

Cebollino fresco

1 bote de vinagreta ya preparada

 Aceite de oliva, pimienta molida, sal, perejil fresco, 1 poco de colorante.

 

 

Preparación:

Si los garbanzos son de frasco, escurrirlos y enjuagarlos. Si no, dejarlos la noche anterior con agua y cocerlos con una hoja de laurel y una pastilla de caldo y una vez hechos escurrirlos bien.

La pechuga se cuece con el vino blanco, el laurel, un poco de sal y una pizca de colorante para que le de color. Luego se corta en tiras y quitamos algún resto de grasa o músculo que tenga.

Pelar y picar la cebolleta muy fina.

Pelar y despepitar y rallar el tomate. Majarlo en mortero junto con el ajo pelado y abundante perejil fresco.

Añadir el comino, la cebolleta, el bote de vinagreta, mezclar bien, añadir unas cucharadas de aceite de oliva  y comprobar el punto de sazón y corregir si hace falta y poner en un cuenco.

En una fuente poner los garbanzos, el pollo y espolvorear con el cebobollino cortado.