CALLOS CON GARBANZOS

 

callos con garbanzos

 

Otro plato fácil aunque contundente. No es para el verano, pero todavía queda tiempo. Los callos, que se veden en paquetes de 1/ kg. que sean de muy buena calidad. Yo suelo usar garbanzos ya cocidos: se escurren bien y se les da un enjuague. Si los callos los tenemos congelados y los botes de garbanzos en nuestro “fondo de armario” , podemos improvisar un estupendo almuerzo si se nos presentan invitados no previstos. Acompañamos de una buena ensalada y ya está.

Necesitamos

  • 1kg. de callos ya hechos
  • 2 cebollas grandes
  • Varias hojas de laurel
  • 1 kg. de tomates maduros
  • 2 pimientos verdes
  • 1 kg. de garbanzos ya cocidos

Se cortan las cebollas finamente y se pochan en aceite lentamente. Cuando ya estén hechas, añadir los tomates pelados y en trocitos y los pimientos también troceados y el laurel. Dejar que se haga todo lentamente.

Añadir los callos y dejar cocer un rato lentamente. Añadir los garbanzos cocidos, la pastilla de caldo y un par de vasos de agua. Dejar cocer muy lentamente una ½ hora.

Si vemos que falta agua, se la añadimos, pero tampoco que quede demasiado caldoso. Rectificar de sal.

Servir  bien caliente.

 

callos con garbanzos