CARILLAS CON ESPINACAS

 

Carillas

No tenía ni idea de esta legumbre hasta que la comí en casa de una amiga hace cosa de un año más o menos. Desde entonces me encanta hacerlas. Son suaves y no tan fuertes como las alubias o judías,  que no me gustan nada.

Las carillas tienen varias denominaciones según las regiones:  chícheres, niños con carita y alguna más que no recuerdo.

El grano de la carilla  es pequeño y de color blanco cremoso, con una línea negra y un sabor característico. Son las judías que comían los griegos y romanos, por lo que en España ya existían antes del descubrimiento de América.

En Arenas de S.Pedro (Avila) las cultivan siendo muy preciadas por todos los arenenses. Suelen hacerlas viudas, que consiste en cocerlas con agua y sal y luego añadir un sofrito de cebolla y ajo. Están buenísimas así, sin más.

En el caso de hoy las he hecho un poco más “complicadas” y han salido de escándalo.

Como siempre, el sofrito lo hice el día anterior. También dí un hervor a las espinacas, tiro el agua y las escurro bien,  porque nunca me gusta el sabor que da cuando se echan crudas a los guisos.

Haciendo el sofrito

Necesitamos:

500 gr. de alubias carillas

1 bolsa de  de espinacas frescas (unos 300 grs.)

2 puerros

1 cebolla dulce, de las blancas

2 ó 3 zanahorias

2 ó 3 ñoras

2 diente de ajo

2 hojas de laurel

Aceite de oliva, sal, pimienta blanca

2 ó 3 patatas no muy grandes (opcional)

Preparación:

Poner las carillas en remojo (agua a temperatura ambiente) el día anterior, junto con las ñoras.

 

Escaldar las espinacas y dejar escurrir.

Pochar la cebolla bien cortadita. Añadir el puerro picado, la zanahoria pelada y en rodajas finas, las ñoras escurridas y en trozos y el laurel. Salpimentar y dejar pochar hasta que todas las verduras estén hechas o “al dente”. Añadir las espinacas bien escurridas.

Escurrir las carillas, ponerlas en una olla y añadir el sofrito. Mezclar bien con una cuchara de madera.

Limpiar bien las patatas (nunca las pelo), cortarlas en trozos y añadir.

Cubrir de agua la cazuela y cocer no muy fuerte durante una hora más o menos.

Buenísimas¡¡

 

Admite congelación:

NB: En la olla a presión son unos 15 minutos, pero yo prefiero hacerlas al fuego.