BIZCOCHO DE MANZANAS, CHOCOLATE Y NUECES

Siguenos en redes sociales:

 

Un bizcocho medio inventado si es que hay algo por inventar en este mundo. Este mes he hecho no se cuantos. ¿por qué?: por los huevos. No penséis que soy una mal hablada. Dos amigas mías, que no se conocen entre sí,  se han puesto de acuerdo para traerme docenas y docenas de huevos de “cosecha propia”. He regalado algunos y como no era de cosa de que se echaran a perder, me he dedicado a hacer bizcochos a troche y moche, así que tengo el congelador lleno a la espera de que alguien se los coma.

 

Como ya he dicho en muchas ocasiones, no hay ningún problema para congelar bizcochos: saben exactamente como si los acabaras de hacer. Envolverlos, bien con papel film, bien con el de aluminio. Si son muy grandes, conviene cortarlos de una manera que nos convenga y una vez envueltos poner una etiqueta para saber de qué bizcocho se trata. Para descongelar, simplemente sacarlos el día anterior. También vale, si tenemos prisa, meterlos, sin en el envoltorio  en el microondas, encima de un plato, unos pocos minutos. Esto hay que ir viéndolo sobre la marcha porque depende de los micros. En el mío sólo necesito 2 minutos.

Cuando vamos a El Rocío siempre llevo dos o tres de estos bizcochos gigantes (y enteros), ya que las reuniones son, mínimo de 30/40 personas y nunca sobra y además ya me “obligan” a llevarlos. Como tenemos la suerte de irnos pa’bajo el primer finde de marzo (es la presentación de Huelva), pues ya los tengo preparados. Y en el traslado no hay ningún problema. Como están congelados, luego duros, los pongo en una bolsa, que llevo en la mano, uno encima de otro y llegan perfectos.

Uso un molde de aluminio que tengo desde hace siglos y es una de las joyas de la corona de mi cocina. He intentado comprar otro igual o parecido pero no lo he encontrado.

Este es ideal para hacer un bizcocho de unos 3 kilos y las medidas son perfectas para las cantidades que detallo más abajo. Mide, el interior, 30x21x5 cms.

La “fórmula” que uso es la del bizcocho de yogur, que nunca falla, y luego agrego ingredientes según me de y tenga en la despensa.  

Los ingredientes:

2 yogures, naturales o de frutas, da igual

6 huevos grandes

4 medidas de yogur, de azúcar

2 medidas de yogur, de aceite de oliva

2 medidas de yogur, de nata líquida

6 medidas de yogur, de harina

4 manzanas, aprox. (de la clase que sea)

una pizca de sal

2 sobres de levadura Royal

4 cucharadas de chocolate negro en polvo 

100 grs. de nueces bien troceadas

la ralladura y el zumo de un limón

Chorrito de licor de manzana

Azúcar glas para espolvorear (opcional)

   

Preparación:

Engrasar y enharinar el molde.

Encender el horno a 175º.

Batir bien los huevos con el azúcar. Añadir el aceite, harina, sal, la levadura y los yogures. Batir bien.

Añadir el zumo del limón y su ralladura. Mezclar y terminar con la nata líquida. Remover con una cuchara de madera para integrar todos los ingredientes.

Lavar bien las manzanas (sin pelar) y quitarles rabitos y pepitas.

En un cuenco apartar como un tercio de la crema. Reservar.

Vertemos como la mitad de la crema en el molde. Cubrimos con las manzanas cortadas finamente.

Añadimos, ayudándonos con el dorso de una cuchara, el resto de la crema encima de las manzanas.

Volvemos a poner otra capa de manzanas.

En el cuenco en el que hemos reservado parte de la crema, añadir el chocolate en polvo, las nueces bien troceadas y el licor de manzana. Mezclar bien y añadir al molde, encima de la 2ª capa de manzanas. También nos ayudaremos con el dorso de una cuchara para que la crema no caiga “a saco” y se distribuya uniformemente.

 

Meter en el horno. A los 15 minutos subir la temperatura a 180º y vigilar, sin abrir el horno, que no se tueste demasiado la parte superior.

Si vemos que se oscurece demasiado, ponemos un trozo de papel de aluminio encima.

Se hornea durante algo más de una hora. Comprobar con un palillo que este salga limpio.

Dejar templar en el molde y sobre una rejilla. Desmoldar cuidadosamente sobre la rejilla y ya está. En el momento de servir, espolvorear con azúcar glas si se quiere.

El resultado: sabroso, tierno y con una mezcla de sabores estupenda.

Siguenos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta mi blog? Compártelo por la red ;)