Muffins de chocolate blanco

{mosimage}Ahora que viene el crudo invierno, al menos en esta parte del hemisferio (España, zona centro), es muy agradable meterse en la cocina y preparar algún dulce que, al tiempo que nos llena la casa de buenos olores, también son buenos para combatir el frío y la depre. ¿De los kilos de más?, ni preocuparse. Podemos optar por olerlos simplemente (que también alimenta), congelarlos para cuando venga una visita de esas que hay que impresionar o bien los regalamos a alguien que odiemos mucho, mucho, mucho.



Muffins de chocolate blanco

(del libro: "Super Muffins, Donuts, Brownies & Co.”)

– 250 grs. harina
– 2 cucharadas soperas de cacao en polvo
– 2 ½ cucharadas de café, de levadura en polvo
– ½ cucharada de café, de bicarbonato sódico
– 1 huevo – 130 grs. azúcar
– 1 sobre de vainilla azucarada (o un chorrete de vainilla líquida)
– 80 ml. de aceite
– 75 ml. de café cargado
– 250 grs. nata agria (utilicé nata normal con el zumo de un limón)
– 150 grs. chocolate blanco
– azúcar glas para espolvorear

Precalentar el horno a 180º. Mezclar el cacao con la harina, la levadura y el bicarbonato. Batir el huevo y mezclar con el azúcar, vainilla, el aceite, la nata y el café.

Mezclar la masa de harina con la de huevo y remover hasta que todos los ingredientes secos estén bien húmedos.

Engrasar un molde para muffins o poner los cestitos de papel. Llenar los moldes hasta 1/3 de su capacidad. Trocear el chocolate blanco y repartirlo sobre la masa. Recubrir con el resto de dicha masa. Alisar la superficie y al horno a temperatura media de 20 a 25 minutos.

{mosimage}Dejar reposar 5 minutos, sacar del moldo y espolvorear con azúcar glas antes de servirlos: (la foto no es muy buena, pero se puede apreciar ¿no?.

Observaciones: No amasar demasiado, ni usar máquina para mezclar las masas. Rinde como para 24 muffins no muy grandes, tipo magdalenas que es el molde que yo usé. Se conservan varios días en una caja metálica. Admiten congelación.


Si ha sobrado masa, esta se puede congelar en los moldes de papel de muffins/magdalenas y, cuando queramos, van al horno sin descongelar y dejándolos unos 5 minutos más .