MANZANAS TISLER

Manzanas Tisler

 

Una buena compota de Manzanas: la eterna fruta del pecado.  Receta de Susanna Tisler, una buena amiga del feisbuk, que pone unas recetas muy buenas, fáciles de hacer y sanas. ¿Hay quién de más?.

Pues ea, manos a la obra.

Se pelan y se cortan a gajos unas 4 o 5 manzanas que sean “carnosas”: Golden, Fuji, Royal Gala, si gustan con un toque ácido se puede usar cualquier tipo de manzanas de color verde.

Se ponen en una cazuela de fondo grueso, de las que se usan para hacer potajes y confituras.   Se cubren con la cantidad al gusto de azúcar integral de caña – aproximadamente una cucharada sopera rasa por manzana – y se le añade canela en rama o en polvo.

Se dejan reposar al calor de la cocina. O si tienes vitro, ponlas en el número 2 de temperatura.   Cuando el azúcar “lava” las manzanas, y mientras “baja” hacia el fondo de la cazuela va arrastrando los jugos naturales de la fruta, pon el fuego o la vitro a intensidad de cocción, añade un poco de agua (de 2 a dos vasos y medio), y déjala hasta que hierva, bajas el fuego y la dejas hacer chupchup hasta que, pinchándolas con un tenedor, ves que han adquierido la consistencia que te guste.

Pueden quedar más al dente o más blandas, eso depende del gusto de cada uno   Entonces las quitas de la cocción y las dejas enfriar en la misma cazuela, habiendo espolvoreado un poco de canela por encima, de manera “irregular”, para que se vean manchitas de polvo de canela.   Se pueden comer tibias, frías o incluso de nevera.

Si les añades nata montada y azucarada, quedan superiores.