Pudin de uvas con canela

Otra recetilla fresquita de postre. Es ligera, barata, sabrosa y fácil de hacer. Cunde bastante. Es mejor hacerla de un día para otro. Los restos, si os queda, se conservan perfectamente en un tupper bien cerrado en el frigorífico.

¡Manos a la obra!

alt


Necesitamos:


6 huevos

1 leche desnatada

1 racimo de uvas

1 limón (su piel)

1 ramita de canela

100 grs. azúcar

3 magdalenas o su equivante en restos de bizcocho

1 chorrito de cuantró

Opcional: frambuesas frescas y ramitos de menta para adornar.


alt


Preparación:


Precalentar el horno a 180º.

Pelar las uvas, cortarlas por l mitad y quitad las pepitas.

Cocer a fuego lento 4 cucharadas de agua con 2 cucharadas de azúcar si dejar de remover. Cuando empiece a tomar color, añadir las uvas, seguir removiendo unos 5 minutos con cuidado, que no se queme.

Verter en un molde alargado. Repartir por encima las magdalenas desmenuzadas y reservar.

Calentar la mitad de la leche con el azúcar restante, la canela , la ralladura de limón. Cuando rompa a hervir, retirar del fuego y quitar la piel del limón y la cadena. Sin dejar de remover, agregar los huevos batidos, el chorrito de licor y la leche restante. Mezclar bien.

Verter en el molde y cocer al baño maría a 160º , unos minutos.

Dejar enfriar y conservar en el frigo hasta el día siguiente.


alt