NAPOLITANAS DE CHOCOLATE

o cómo cocinar a fuego lento a determinados autores de libros de cocina

A veces creo que si me encontrara con el autor/a de libros de cocina les diría cuatro cosas bien dichas. Compro estos libros porque me siempre espero encontrar recetas maravillosas y facilonas con las que epatar a todo quisque. Y sí, las encuentro, pero EN PAPEL.

Quiero decir que, las más de las veces, me pongo toda dispuesta a realizar alguna y casi-casi el desastre está asegurado. Con esto se aprende ¿no?, como dirían los padres antiguos, pos no oiga, que yo ya soy mayorcita para darme porrazos en la cocina, que el tiempo es oro y los productos, platino.

Esto me ha pasado con un libro que lei que alguien recomendaba: Julie Andrie, “Chocolate”, Grijalbo, 2007, 28 euros. El libro así como formato no está mal, aunque tampoco me entusiasma: la autora en un arranque de originalidad ha decidido que muchas explicaciones las da manuscritas y no me ha gustado la innovación, la verdad. Las fotos tampoco están mal pero se publicita ella misma, fotográficamente, en exceso. Un poquito endiosadita si que está aunque hay que reconocer que la chica es mona. Aunque un poco empalagosa, como sus napolitanas.
Dicho esto, un día me dispuse a realizar la receta minis-politanas de chocolate: es fácil, tenía los ingredientes, esperaba visita, tenía tiempo… perfecto todo menos el resultado.

Por favor, por favor, por favor, casi tengo que llamar a urgencias porque el chocolate de los dichosos bollos se quedaban en la garganta y ni para fuera ni para dentro. La Julie sólo dice en su receta “12 cuadrados de chocolate” pero claro, vete a saber lo que entiende ella por “cuadrado”.

En fin y para abreviar: que la idea me seguía pareciendo buena y como soy cabezota entre las cabezotas la hice por segunda vez y esta vez sí: eran comibles, estaban buenísimas y fue todo un éxito.

Como “castigo” a Julie no copio su receta, pongo lo que hice yo que es lo que ha salido. No te digo. Estoy por escribirle y que me devuelva el dinero que me gasté en su libro.

NAPOLITANAS DE CHOCOLATE A LA MANERA DE “LA OTRA”

– 1 rollo de masa de hojaldre fresco
– onzas “españolas” de chocolate negro con almendras o avellanas

– 1 yema de huevo

– papel sulfurizado pringado de aceite

Precalentamos el horno a 160º


Foto 1: Se extiende bien el hojaldre

Foto 2: se recortan los bordes, de forma que quede un cuadrado y el cuadrado en tres tiras


Foto 3:
Se ponen dos onzas del chocolate (hasta un máximo de 4) y se van enrrollando con el hojaldre de forma que queden los paquetitos que veis a la derecha de la foto. Se sellan los extremos apretando bien y con los dedos mojados.

Salen 3 hermosas napolitanas, demasiada cantidad para una sóla persona, así que no se por qué las llama “mini”. La próxima vez voy a cortar las tiras por la mitad (a lo ancho) y sacar 6 mini.

Seguimos: disponemos las napolitanas en una bandeja de horno con papel sulforizado y engrasado. Batimos la yema de huevo y las pincelamos.


Se mete la bandeja en el frigo al menos 10 minutos. La susodicha dice que así se produce “un choque térmico y permite que se hinche bien la masa durante la cocción”.

Yo lo hice esta segunda vez también, por si las moscas.

Al horno durante unos 25 minutos.

Foto 4: recién salidas del horno. Se toman tibias y realmente están deliciosas.

Además de poner menos chocolate, lo puse con almendras, me gusta más encontrarme tropezones.

LA OTRA