PASTEL DE NUECES

Mi último descubrimiento, por Internet,  ha sido de un cacharro  de silicona y ¡desmontable!.  La base es de cerámica y es perfecto: no se salen los líquidos, se desmolda perfectamente y el tamaño ideal : 23 cms. 

 

{mosimage}{mosimage}

{mosimage} 

 

Este es un postre contundente, de Pepiño con algunas variaciones.El original lo podeis ver en : http://larsvontrier.blogspot.com/2007/11/tarta-de-nueces.html

No lo aconsejo para después de comer. Es perfecto para la tarde con café o alguna infusión, es rico y pastoso, con el gusto de las nueces y el jarabe.  
 

Masa

-210 grs. de harina

-1 cucharita de sal

-25 grs. de almendra molida

-85 grs. azúcar molido

-125 grs. mantequilla fría en trocitos

-1 cucharita de vainilla líquida

-1 cucharada de Fra Angélico 

 

En un bol ponemos la harina, azúcar, vainilla, sal, el Fra Angélico,  almendra molida y la mantequilla. Amasamos con las manos hasta integrar todos los ingredientes: quedará como el pan rallado más o menos.

Añadimos el huevo semibatido y amasamos otra vez hasta integrar el huevo. Se envuelve en papel film y al frigorífico, mínimo una hora.

 

Se enciende el horno a 200º.

 

Se extiende la masa y se forra en un molde , previamente con mantequilla y harina si es que no es de silicona.

 

Se pincha la masa varias veces con un tenedor. Se cubre con papel aluminio, apretando bien , para que no suba y se hornea durante unos  15 minutos.

 

Nos fijaremos en que se haga la masa y se dore: probablemente necesitaremos retirar el papel de aluminio poco antes de sacar el molde.

 

Se deja templar. 

 

Si no tenéis ganas de hacer la masa no pasa nada: utilizar hojaldre fresco y el resultado es igual de bueno. Para cocer y dorarlo, hacer como con la masa. 

 


Bajamos el horno a 180 y mientras tanto hacemos la : 

 

Crema o relleno: 

50 grs. azúcar en polvo

2 cucharadas de agua

1 cucharada de jarabe de arce

200 ml de nata líquida

150 grs. de nueces troceadas

2 huevos

1 cucharada de Fran Angelico 
 

 

 {mosimage}{mosimage}

 

Se hace un caramelo con el azúcar y el agua. Se añade la nata, en caliente y se remueve hasta que quede totalmente integrada. Pepiño dice que, si se apelmaza el caramelo, se vuelva a calentar hasta que se disuelva pero, según mi experiencia y si no es mucho, da lo mismo, luego al cocer la tarta se disuelve igual.

 

Añadimos el jarabe de arce, las nueces, el licor, las yemas de huevo y mezclamos bien. Batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y una vez levantadas, las añadimos a la crema con cuidado.

 

Se vierte sobre el molde y se cuece a 180º una media hora.

 

Se toma frío con nata montada y/o helado. 

 

Admite congelación. 
 

El jarabe de arce (o miel de Maple), se obtiene a partir de la savia del arce azucarer “canadian maple”  o y es típico de Canadá y Estados Unidos, donde se utiliza para endulzar tortitas, panqueques, goffres etc. Y también es excelente para embadurnar el pato asado o con foiegras. No confundir con el “sirope” de arce, que es una imitación.

 

Normalmente se encuentra en supermercados grandes, y se utiliza, yo al menos, como sustituto de la miel. Me gusta más porque es menos dulce y más ligero. 
 

 {mosimage}{mosimage}