TERRINA DE CHOCOLATE

Lo más importante de esta exquisita terrina es que no necesita horno¡¡¡¡. Además se puede hacer con antelación y es una delicia. Sólo una cuestión: al llevar huevo crudo, éste debe ser muy fresco e inmediatamente que esté hecha, ponerla en el frigorífico. 

 

La receta es del blog de Pepiño pero con variaciones. Así que si queréis consultar el “original”, aquí está su dirección:

 

http://larsvontrier.blogspot.com/2008/01/terrina-de-chocolate-con-galletas-y.html

 

{mosimage} 

 

A su vez, la cogió del libro de Julia Andrieu del que yo también he hecho varias recetas pero solo una (las napolitanas de chocolate) han merecido la pena ponerlas en el blog. Por mi experiencia, me parece que la Andrieu usa y abusa del chocolate purísimo, y tiene unas recetas en exceso elaboradas, aunque para los adictos al mismo será una maravilla. A mi el chocolate me gusta en su justa medida, no soy demasiado chocolatera ni dulcera.

 

El molde es uno de la marca Kaiser que es rectangular y desmoldable, es estupendo y quiero comprar otro exactamente igual pero ¡dita sea! no me acuerdo dónde lo apañé. Es este que veis aquí abajo 

 

{mosimage} 

 

Ingredientes:  

-6 bizcochos de soletilla (1/2 bolsa)

-300 grs. nata

-300 grs. chocolate (usé la mitad del 60% cacao y el resto de chocolate

       negro con almendras)

-2 huevos muy frescos

-1 caja de frambuesas (125 grs. aprox.)

-Chorrito de vainilla líquida

-Pellizco de sal

-1 cucharadita de canela en polvo

-120 grs. mantequilla

-Ron

-Nata montada para acompañar 

Preparación: 

En un cazo poner la nata líquida con el chocolate muy troceado, con el fuego muy bajo revolviendo constantemente con una cuchara o tenedor de palo. Cuando esté disuelto el chocolate añadir la sal, la vainilla, la mantequilla y la canela mezclando bien la crema. Añadimos los dos huevos bien batidos y mezclamos bien. 

 

En un molde desmontable poner papel film. En un plato hondo, un vasito de ron que iremos añadiendo si lo necesitamos. Mojamos ligeramente los bizcochos de soletilla, cortados a la mitad y a lo largo, en el rol y disponemos una capa en el molde. Añadimos un tercio de la crema de chocolate y encima de este distribuimos la mitad de las frambuesas.

 

Ponemos otra capa de bizcochos, esta vez sin ron, encima el resto del chocolate y las frambuesas.

 

Finalizamos con el resto de los bizcochos nuevamente mojados en ron. 

 

Tapamos con papel film y al frigorífico hasta el día siguiente. 

 

Admite congelación