PASTEL DE FRUTAS JAPONES CON HELADO DE TE VERDE

{mosimage}  {mosimage}
 
 
Este es un postre típico de mi cocinilla de hace un montón de años. Es excelente y fácil de hacer. Os lo recomiendo 

1 lamina de brisa u hojaldre

100 grs. de mantequilla ablandada

3 huevos

150 grs- de azúcar

100 grs. de coco rallado

100 grs. de pasas sin pepitas

100 grs. nueces picadas

1 cucharadita de vinagre de sidra

1 cucharadita de esencia de vainilla

Azúcar glas (opcional)

 

 


{mosimage}Forrar con el hojaldre un molde de 29x20x4 aprox.  , recortando el sobrante con un rodillo. Pinchar la pasta por varios sitios con un tenedor y cubrir con papel albal presionando bien. Hornear hasta que el hojaldre esté doradito. Reservar y dejar templar. 

 

Batir bien los huevos y añadirle la mantequilla. Batir bien y añadir el azúcar, la vainilla y el vinagre de sidra. Volver a batir para integrarlo todo. 

 

 

En un cuenco poner el coco rallado, las pasas y las nueces picadas. Añadir la crema y mezclar bien con una cuchara o tenedor  de palo.  

 

Verter en el molde, alisar con una cuchara y hornear a 160º unos 40 minutos.

 

Si se quiere, se espolvorea con azúcar glas y se sirve con una bola de helado de te verde.

 

Admite congelación.

 

{mosimage} 

 

HELADO DE TE VERDE 

4 cucharadas de hojas de te verde

500 ml de leche

125 de azúcar

6 yemas de huevo

500 ml. de nata líquida 

 

Poner la leche en un cazo, incorporar las hojas de te verde y llevar a ebullición a fuego mínimo. En el momento en que empiece a hervir la leche, apartar del fuego y dejar reposar unos 10 minutos. Pasado este tiempo, colar la infusión.

 

En un cazo mezclar el azúcar y las yemas de huevo hasta obtener una emulsión suave y homogénea. Incorporar la infusión tibia y mezclar bien.

 

{mosimage}Poner al baño María y cocer suavemente sin dejar de remover hasta que la mezcla espese. Apartar del fuego y seguir removiendo durante un rato para que se vaya enfriando y evitar que se forme una capa espesa en la superficie. Una vez frío, incorporar la nata, mezclar bien y meter en la heladora.

 

Sacar unos 20 minutos  antes de servir.

 

Si no se tiene heladora es un poco más lioso, pero merece la pena. Una vez hecha la crema, verter en un molde y meter en el congelador. Cuando esté medio congelada, sacar batir enérgicamente y volver a congelar. Así unas tres veces.