TARTA DE FRUTAS DE GEMA

 alt

 

 

Esta receta me la ha dado Gema, la mujer de mi hijo Alfonso.  La hizo para el cumpleaños de este el pasado 15 de abril (http://www.sopasyletras.com/inicio/la-vidacomo-es/viaje-a-malaga-14/17-abril-2012) y estaba tan buenísima que le pedí la receta. Sobre todo la forma de hacer la crema pastelera. Yo hacía una parecida pero sin esta crema pero ni color con la que hace Gemita.

La he hecho hoy, que tenía gente a comer en casa y ha sido todo un éxito.

Se puede hacer con cualquier tipo de frutas o frutillas que nos guste. En este caso pusimos mango y fresones.

Necesitamos:

1 paquete de hojaldre fresco

1 mango maduro (pero sin pasarse)

12 (más o menos) fresones, también maduros pero no “mustios”.

½ frasco de mermelada de melocotón

 

alt

 

Para la crema pastelera:

Nota: Es mejor, para que espese bien y ahorrar tiempo, hacer la crema el día anterior y guardar en el frigo.

3 yemas + 1 huevo entero

120 gr azúcar

1/2 litro leche

Dos cucharadas soperas de Maizena

1 rama de canela

corteza naranja o limón

Vainilla, gotitas de vainilla o algo que le dé el aroma (es opcional)

Pizca sal

bolitas mantequilla

Poner a leche en un cazo grande de fondo grueso a calentar a fuego medio, vigilando que no hierva. Reservar un poco de leche fría para diluir la Maizena.

Añadirle la vainilla, canela, corteza y pizca sal

Mientras tanto mezclar azúcar con las yemas y huevos. Añadir al cazo y remover.

Añadir la Maizena y remover sin parar mientras espesa con varilla o cuchara madera.

Ponerla en un recipiente ancho y cubrir con papel film. Reservar.

Poner las bolitas de mantequilla y dejar enfriar a temperatura ambiente. Si la hemos hecho el día anterior, guardar en el frigo.

 

alt

 

Preparación:

Extender el hojaldre y salpicar de azúcar o azúcar glas por los dos lados.

Forrar un molde (dejando y recortando el papel que viene con el hojaldre, así se desmonta mejor) y pinchar varias veces con un tenedor.

Recubrir todo el hojaldre con papel de aluminio presionando bien.

Hornear hasta que podamos despegar el aluminio. Si no está muy dorado el hojaldre, horneamos unos minutos más, ya sin el aluminio.

Dejar templar un poco. Remover bien la crema pastelera y verterla sobre el hojaldre. Alisar la superficie con el dorso de una cuchara para extenderla bien.

Cortar el mango en lonchas y ponerlo sobre la crema. Lavar, con su rabito, los fresones, quitárselos, partirlas en dos e ir rellenando huecos.

Yo dejé algunos con su rabito verde para darle más color.

En un cazo, diluir la mermelada con un poco de agua y repartirla sobre la tarta, así le da “brillo”.

Buenísima y fácil de hacer.

Admite congelación (si es que sobra algo, claro)