HOJALDRE CON ACELGAS Y NUECES

Siguenos en redes sociales:

 

He aquí uno de esos pasteles, tartas, quiches saladas que tanto me gustan. La idea la he cogido de algún sitio de internet pero la he cambiado tanto que se puede considerar mía.

Es de las más sabrosas que he probado y no tardaré mucho en hacerla de nuevo.

Como casi siempre en mi recetas, se puede hacer el día interior y al siguiente rellenar el hojaldre y al horno, con lo que adelantamos un montón.

 

alt

 

 

 

Ingredientes:

1 paquete de hojaldre

600 g de acelgas (dos bolsas)

3 cebolletas

175 g de queso feta

100 g de nueces peladas

3 huevos

1 trocito de mantequilla (unos 25 grs.)

100 grs. nata

1 cucharadita de pimentón dulce

Aceite de oliva, pimienta blanca molida, sal

2 yema de huevo

2 ó 3 cucharadas de leche

  

 

alt


Elaboración:

OJO: En este plato lo fundamental es trocear MUY FINAMENTE todos los ingredientes.

Engrasamos y enharinamos un molde de cake y lo metemos en el congelador.

Empezamos por las cebolletas bien picadas y las freímos a fuego lento en una sartén con aceite y un trozo de mantequilla, con mucho cuidado para que no se tuesten o quemen.

 

 

alt

 

Mientras, picamos bien las acelgas, las nueces y el queso feta escurrido del aceite de su frasco. Cada ingrediente en un plato por separado.

Cuando las cebolletas estén casi hechas añadimos las nueces picadas. Rehogamos unos minutos mezclando bien con una cuchara o tenedor de madera.

Añadimos las acelgas y las dejamos unos 5 minutos, también rehogando e integrando bien. Sazonamos con el pimentón, sal y pimienta blanca molida.

Dejamos enfriar un poco.

Añadimos el queso feta, los tres huevos y la nata. Integrar bien todo.

 

 

alt

 

En un cuenco mezclamos bien las yemas de huevo y la leche, que no quede demasiado líquido

Extendemos el hojaldre y lo “pintamos” con parte de la yema+leche.

Encima del hojaldre ponemos el picadillo de acelgas, etc. y vamos doblando el hojaldre, que no quede ningún hueco.

Pintamos el hojaldre relleno con el resto de las yemas+leche y lo colocamos con cuidado en el molde alargado. 

Horneamos unos 30 minutos en horno precalentado a 200º.

Cuando esté hecho, dejamos templar y volcamos cuidadosamente en una fuente alargada.

Tomar templado.

Admite congelación.


NB: Ahora que habéis leído hasta aquí, os diré que es un plato que da un poco de trabajo al hacerlo, ya que el secreto está en picar muy finamente todos los ingredientes, como ya he señalado antes. Pero merece la pena. Es de lo más sabroso  que hemos comido últimamente. No os arrepentiréis de hacerlo.

Siguenos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta mi blog? Compártelo por la red ;)