QUICHE DE CEBOLLA Y BEICON

Siguenos en redes sociales:

 Me encantan las quiches o tartas salada, supongo que el/la que me siga, lo sabrá. No son complicadas de hacer, suelen gustar mucho, dan juego y las podemos hacer con los ingredientes que queramos.

En este caso he pillado la receta de algún sitio de internet que se me olvidó poner (soy muy estricta con eso de las “fuentes”), así que gracias a quién la puso y que sepa que está buenísima y es muy original.

alt

Necesitamos:

1 km.  de cebollas dulces

6 huevos

100 grs. bacon en trocitos

1 cucharada de harina

2 cucharadas de leche

200 grs. nata líquida

1 cucharada de tomillo picado

Pimienta blanca, sal, aceite de oliva

1 paquete de pasta brisa

alt

 

Procedimiento

Forrar un molde con la pasta brisa, pincharla varias veces con un tenedor, cubrir con papel albal apretando bien. Introducir al horno hasta que la pasta esté doradita. Quitar con cuidado el papel albal y  reservar.

Cortar las cebollas en aros finos y pochar lentamente en aceite de oliva hasta que estén hechas procurando que no cojan demasiado color.

Cuando estén hechas, añadir el bacon y ½ cucharadita de sal.  Mezclar bien y dejar unos 5 minutos en la sartén y luego poner todo en un colador para que escurra bien el aceite.

alt

 

Encender el horno a 200º.

Batir bien los huevos junto con la cucharada de harina, las de leche, la nata y salpimentar.

Añadir las cebollas con el baicon, mezclar bien, rectificar de sal si es necesario y verter en el molde con la pasta brisa.

Introducir en el horno y hornear unos 15/20  minutos hasta que cuaje.

Sacar del horno, espolvorear con la cucharada de tomillo.

 

 

alt

 

Servir templada.

Se puede hacer de un día para otro y admite congelación.

Siguenos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta mi blog? Compártelo por la red ;)