QUICHE DE SOLOMILLO

 

Aunque no lo parezca, porque las fotos han salido fatal, esta es una de las mejores quiches que he comido. Es una receta muy completa porque, al llevar carne, con una simple ensalada ya tenemos un plato único.

 

alt

 

 

Como casi siempre que puedo, he hecho todo el salteado el día anterior y guardado en el frigo cubierto de papel film.

Al día siguiente, horneé el hojaldre, hice la crema con los huevos, nata y queso, y al horno.

Necesitamos:

1 solomillo de cerdo de unos 300/350 grs.

3 huevos

1 paquete de masa brisa

120 grs. de queso tipo philadelfia

200 grs. de nata líquida

1 ajo

1 calabacín grandecito o dos medianos

1 cebolla grandecita

2 zanahorias

Sal, pimienta blanca, aceite de oliva

Molde de unos 26 cms. y 5 cms. de fondo, más o menos

 

Preparación:

Cortar finamente la cebolla y el ajo y pocharlos en el  aceite.

Lavar y raspar las zanahorias y cortarlas en trocitos. Lavar el calabacín y cortarlo en tiras, sin quitarle la piel.

Cuando la cebolla esté la cebolla medio hecha, añadir las zanahorias y el calabacín. Salpimentar. Y que todo se haga muy lentamente.

Una vez que esté todo  hecho poner el sofrito en un colador para que suelte todo el aceite.

 

alt

 

Limpiamos bien el solomillo de grasa e hilillos que tenga y lo cortamos en tiras no muy finas ni grandes, como de 3 ó 4 cms.  y lo salteamos en una sartén con muy poquito aceite hasta que esté medio hecho. Salpimentar y poner también en un colador para que suelte todo el aceite o agüilla que pueda tener.

Forrar un molde con la pasta brisa. Si sobresale la pasta, enrollarla sobre sí misma. Se deja  el papel que lleva y recortando lo que sobresale del molde. Pinchar varias veces con un tenedor y cubrirlo todo con papel albal, apretando bien sobre el molde. Hornear hasta que la pasta quede dorada.

Dejar el horno encendido a 180º.

En un bol mezclar verduras y carne.

Batir  bien los huevos con la nata y el queso hasta obtener una crema fina. Echar esta crema  sobre la mezcla de verduras/carne y remover bien. Verter todo sobre la pasta brisa, una vez quitado el papel  de aluminio y hornear unos 45 minutos.

Comprobar que la quiche está hecha pinchando con una aguja y que esta salga limpia.

Servir templada con una ensalada verde

Admite congelación.