TARTA PASCUALINA

Siguenos en redes sociales:

 

 

 

Esta tarta es salada, tipo quiche y también ha sido un descubrimiento (estoy últimamente que me salgo .))).

La receta, cogida de una revista de un centro comercial que me callo porque no quiero dar publicidad gratis, dice que los ingredientes son para 4 personas.

Una vez hecha, yo diría que para 8 personas, con unas raciones normales y acompañando de alguna ensalada verde, sería un plato único. También se puede servir como aperitivo, porque tiene un corte fácil y colorido, para una merendola o para la cena.

He comprobado, también, que una vez preparada, pero no hecha y sin la pincelada de huevo, se puede congelar.

Al momento de hacerla, se pincela con el huevo y al horno tal cual.

 

Necesitamos:

2 cebollas blancas (de las dulces)

100 grs. piñones

100 grs. nueces troceadas

1 bolsa espinacas frescas

100 grs. ciruelas pasas sin hueso

100 grs. jamón serrano cortado en dados

4 + 1 huevos

2 láminas de hojaldre fresco

200 grs. queso brie

Pimienta, sal, aceite

 

Procedimiento:

Encender el horno a 180º.

Cocer las espinacas en agua (poca) hirviendo y con sal unos 5 minutos. Dejar escurrir bién y reservar.

Cortar las cebollas en tiras finas y pocharlas hasta que estén tiernas. Agregar los piñones y las nueces bien troceadas, remover unos minutos y añadir las espinacas bien escurridas. Saltear unos 5 minutos, añadir las ciruelas troceadas y el jamón. Dejar en fuego lento 5 minutos y reservar para que temple un poco.

En un cuenco, batir 4 huevos, añadir a la mezcla anterior, salpimentar y mezclar bien.

Cubrir  el interior de un molde redondo (he usado uno de pirex de 26 cms. de diámetro y unos 6 de fondo) con una lámina de hojaldre dejando el papel que lleva, recortando bien los bordes que sobren del papel.  Pinchar el hojaldre varias veces con un tenedor.

Verted la mezcla del cuenco. Por encima, poner el queso brie en trocitos.

Tapar con la otra lámina de hojaldre (esta vez quitar el papel).

Unir los bordes del hojaldre hacia el interior y retorciéndolo sobre sí mismo.

Batir un huevo y pintar la superficie el hojaldre.

Hacer un agujero en el centro y meter un papel o cartón en forma de tubo (he usado el que viene en el hojaldre).

Hornear 45 minutos a 180º.

Servir templado.

Si os sobra, admite congelación.

Siguenos en redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta mi blog? Compártelo por la red ;)