CHAMPIÑONES DE ZUZA

CHAMPIÑONES DE ZUZA

 

{mosimage}

Hace ya algunos años, La Una y yo trabajábamos los fines de semana en un restaurante de la sierra madrileña. Ella, naturalmente, de cara al público y yo, naturalmente también, encerrada en la cocina. Había otra amiga que era la que cocinaba de todo menos postres que según decía, se le daban fatal. Por el contrario, a mi no se me daban mal, así que empecé a encargarme de este apartado.

La cocina tenía que ser original y vistosa y esto no es precisamente lo mío, pero no había problemas: para eso estaba la poderosa imaginación de La Una que pensaba el postre que le gustaría a ella y yo tenía que arreglármelas como fuera, pero tenía que plasmar en algo comestible lo que ella había pensado. Tiempos difíciles (para mi), sobre todo porque ni sabe ni le interesa para nada el proceso cocineril, solo los resultados.

Parece increible pero todo acaba por llegar. Si algún dia me hubieran dicho que La Una se iba a meter en la cocina simplemente no me lo habría creido, pero hete aquí que lo increible se ha hecho posible: el sábado 24 de octubre del 2008 (hay que fijar bien la fecha) la susodicha se metió en la cocina y preparó un plato delicioso que es como sigue:

 

 

Ingredientes:

Una bandeja de champiñones de buen tamaño

100 grs. de bacon muy picadito

1 bolsa de queso para gratinar

Aceite y sal.


{mosimage}

 

Se limpian bien los champiñones y se les quita el rabito que se reservan. Se salan muy ligeramente meten en una bandeja engrasada a 160º unos 10 minutos para que se hagan.

{mosimage}Mientras tanto ponemos el bacon en una sartén a fuego lento, sin nada de grasa, se hará con la suya propia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

{mosimage}Picamos bien los rabitos de los champiñones y los añadimos al bacon, que se haga todo muy lentamente y removiendo constantemente para que no se pegue.

{mosimage}

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sacamos los champiñones del horno y los colocamos en una fuente más pequeña y también de horno. Los rellenamos cuidadosamente con el frito del bacon


{mosimage}


Finalmente, recubrimos todo con el queso rallado y al horno caliente unos minutos hasta que el queso se deshaga, pero no demasiado.

Servir inmediatamente y doy fe de que está buenísimo y es un plato sencillo de hacer.

{mosimage}


Puede tomarse como aperitivo o bien como almuerzo ligero acompañado de una ensalada verde.